Ficha de napoleón de Gance

NAPOLEÓN. (1927)napoleondegance

FICHA TÉCNICO-ARTÍSTICA

Género: Drama / Bélgica
Nacionalidad:Checoslovaquia / Francia / Alemania /Italia / España / Suecia Director:Abel Gance

Actores:Paul Amiot; Annabella; Antonin Artaud; Pierre Batcheff; Henri Baudin; Alexandre Bernard; Suzanne Bianchetti; Roger Blum; Eugénie Buffet; Daniel Buiret; Georges Cahuzac; Mlle. Carvalho; Sylvio Cavicchia; Acho Chakatouny; Léon Courtois; Gilbert Dacheux; Damia Pierre Danis; W. Percy Day; Raoul De Ansorena; Albert Dieudonné; François Viguier; Yvette Dieudonné Faviere; Serge Freddy-Karl; Abel Gance; Marguerite Gance; Jean Gaudrey; Simone Genevois; Georges Henin; Jean Henry; Philippe Hériat; René Jeanne; Nicolas Koline; Alexandre Koubitzky; Henry Krauss; Harry Krimer; Georges Lampin; Léon Larive; Gina Manès; Mathillon; Max Maxudian; Genica Missirio Francine Mussey; Philippe Rolla; VladimirRoudenko; Jack Rye; Louis Sance; Maurice Schut; Edmond  Van Daële; SuzyVernon; Robert Vidalin;                                                    

Guión: Abel Gance
Fotografía:
Jules Kruger; J.-L. Mundwiller Torpkoff
Música:
Carmine Coppola; Carl Davis; Arthur Honegger
Calificación moral:
Todos los públicos

Duración: 225 minutos.                                                                      

Culturalia: 14 votos. Puntuación: 9.3 / 10.

Filmaffinity: 322 votos. Puntuación 8.1/ 10

SINOPSIS:
El Napoleón vu par Abel Gance contenía tantos avances visuales que nunca ha sido sobrepasado por otra película. Su clímax se representaba en un sistema de tres pantallas llamado polivisión, una innovación técnica que se avanzaba treinta años a lo que hoy conocemos por Cinerama o formato Widescreen. Abel Gance explicaría que al final del film, el público se puso de pie extasiado ”Conocí un banquero en la salida que una mujer se tiró a sus brazos abrazándole y dijo: ”Es demasiado bonito para expresar con palabras, tengo que besar a alguien.

http://www.youtube.com/watch?v=yT9usz04YlM

NAPOLEÓN. (1927) 

“Cualquier persona
que todavía dude que el cine
puede ser un arte, es que no
ha visto
Napoleón

Barry Norman

La historia es harto conocida, pero a mí me encanta repetirla cada vez que puedo : a la salida de su estreno, el 7 de abril de 1927 en el Teatro de la Opera de París, un joven oficial francés que se hallaba presente junto a un amigo contó que éste se levantó de su asiento, abrió en alto sus brazos y comenzó a exclamar a viva voz: ¡Bravo! ¡Tremendo! ¡Magnífico! El joven oficial se llamaba Charles de Gaulle y su amigo André Malraux. La película que se estrenaba era Napoleón, de Abel Gance. Hace 70 años de eso y esta película sigue siendo tan cautivante, tan impresionante, tan bella como aquella primera vez.

De Napoleón se ha escrito abundantemente, en contraposición de lo poco que se le ha visto. Se sabe, por ejemplo, que para muchos, por la naturaleza de su guión, está considerado el primer biopic de la historia. Se sabe también que el proyecto original del director era de 30 horas, pero que al no conseguir el dinero para concretarlo sólo pudo filmar esta primera parte que cuenta la historia del pequeño corso desde su infancia hasta su regreso de la campaña de Italia (225 minutos). Se sabe, asimismo, que para muchos críticos e historiadores el mayor mérito de la película no radica en el aspecto artístico de la misma sino en el técnico, en donde se adelantó a muchas técnicas que se utilizarían más adelante, como el tan comentado sistema de Polivisión, que consistía en una exhibición simultánea en tres pantallas y que se adelantó en muchos años a la técnica del Panavisión. Y se sabe, también, que las copias que conocemos de ella, la que mejor respeta el espíritu original de su creador es esta que lleva la firma del director de El Padrino . Y como no soy crítico de cine ni pretendo serlo, es por ello que me interesa señalar el aspecto histórico, el ‘discurso de la historia‘ que esta obra de arte lleva implícito.

En Napoleón encontramos una idealización del personaje al más puro estilo romántico. Una idealización que calza muy bien con la idea de ‘héroe‘ que preconizaba Thomas Carlyle y a la cual Gance se plegó en toda su filmografía. Para Gance la figura de ‘predestinado por la historia‘ halla su mejor representación en la figura del gran corso. Es el ‘gran hombre‘ que representa a una nación, a un pueblo. Su historia personal es la historia de Francia misma; su gloria es la de ella y su caída, también. Aquí no hay grandes masas protagonizando la historia, sino sólo un hombre, un ‘gran hombre’, construyéndola. Este culto al héroe está reflejado a la perfección en esta película. Y por ello mismo es un documento incontrastable de la mentalidad no sólo de su realizador, sino también de la época en que se realizó. Y como documento sirve también para auscultar la utilización del cine como instrumento político, que en definitiva es lo que es finalmente este bello filme. No verlo no sólo significa privarse de una experiencia estética como pocas, sino también dejar de apreciar la forma de concebir y escribir (léase filmar) la historia, la ‘historia nacional‘, de principios del siglo XX.

http://www.reporterodelahistoria.com/2008/02/napolen-de-abel-gance.html

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • junio 2010
    L M X J V S D
    « May   Ago »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930